Una de las grandes cualidades del ser humano y de los mexicanos es saber ser verdaderamente humanos y generosos ante las adversidades de la vida.

Y me preguntaba : ¿Qué pasaría si todo el tiempo fuéramos realmente generosos, sin miedo, sin estar esperando a que el otro lo sea contigo?


Y me encontré esta lectura en internet que espero que te guste:

“YA SOMOS RICOS”

Alguien le preguntó al hombre más rico del mundo, Bill Gates: “¿Hay alguien más rico que tú en el mundo?”

Bill Gates respondió: “Sí, hay una persona que es más rica que yo”.

Luego narró una historia.

Fue durante el tiempo en que no era rico ni famoso. Estaba en el aeropuerto de Nueva York cuando ví a un vendedor de periódicos. Quería comprar un periódico, y al tenerlo en mis manos descubrí que no tenía suficiente cambio. Entonces dejé la idea de comprar y se lo devolví al vendedor. Le dije que no tenía el cambio.

El vendedor dijo: “Te estoy dando esto gratis”.
Ante su insistencia, tomé el periódico.

Casualmente, después de 2 a 3 meses, aterricé en el mismo aeropuerto y nuevamente me faltaba el cambio para un periódico. El vendedor me ofreció el periódico nuevamente. Me negué y le dije que no podía aceptarlo porque en esa ocasión tampoco tenía un cambio.

Él dijo: “Puedes tomarlo, estoy compartiendo esto de mis ganancias, no estaré perdiendo”. Tomé el periódico.

Después de 19 años me hice famoso y conocido por la gente. De repente me acordé de ese vendedor. Comencé a buscarlo y después de aproximadamente 1 mes y medio de búsqueda lo encontré.

Le pregunté: “¿Me conoces?”
Él dijo: “Sí, eres Bill Gates”.
Le pregunté de nuevo: “¿Recuerdas una vez que me diste el periódico gratis?”
El vendedor dijo: “Sí, lo recuerdo, te lo di dos veces”.
Le dije:”Quiero pagar la ayuda que me diste esas dos veces. Lo que quieras en tu vida, dime, lo cumpliré”.
El vendedor dijo: “Señor, ¿no cree usted que al hacerlo no podrá igualar mi ayuda?”

¿Pregunté por qué?”

Él dijo: “Te ayudé cuando era un pobre vendedor de periódicos y ahora estás tratando de ayudarme cuando te has convertido en el hombre más rico del mundo.
¿Cómo puede tu ayuda igualar la mía?”

Ese día me di cuenta de que el vendedor de periódicos era más rico que yo porque no esperó para hacerse rico para ayudar a alguien.

Secretary Alex Azar and Bill Gates

La gente necesita entender que los verdaderamente ricos son aquellos que poseen un corazón rico, en lugar de mucho dinero. Es realmente importante tener un corazón rico para ayudar a los demás.

Pienso que es muy fácil dar cuando nos sobra, lo difícil es estar presentes, aún sin tener mucho para dar.

Ya somos ricos, solo que hay algunos que aún no se dan cuenta.

Fabiola Montero FDH

About Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
%d